Vox Populi

Acontecer nacional y mundial, opiniones de calidad y profundidad.

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta

Salariazos públicos y sector privado

Publicado por en en Vox Populi
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 6068
  • 15 Comentarios
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir

b2ap3_thumbnail_Pulpe.jpgTodos queremos ganar un buen salario. Y ojalá mucha gente lo gane. Pero “ganar” es palabra clave: no es lo mismo “recibir” que “ganar” un sueldo, como demuestra la polémica sobre los salariazos que pagan muchos entes públicos.

Nadie en su sano juicio puede justificar que se pague más de un millón de colones a un misceláneo, un chofer o un guarda, o puestos similares, así tenga 20 años de antigüedad; o las groseras disparidades salariales entre las entidades autónomas y el Gobierno Central.

 

Claro que los dirigentes sindicales lo defienden, por absurdo que sea, pues son los promotores del sistemita que brinda salariazos a unos cuantos privilegiados a costillas de grandes mayorías. Es su negocio, y su derecho, ejercido con ayuda de sus socios en la academia y en el opinariado.

Lo inaceptable es que, para defender gollerías, quieran demonizar a los patronos que con mucho esfuerzo crean empleo privado. En efecto, el argumento de los sindicatos y sus amigos es algo como: “el problema no es que entidades públicas paguen un montón de plata, sino que los patronos privados son muy miserables y no le quieren pagar igual a los empleados.”

Como muchas cosas populistas, eso suena lindo pero no resiste el análisis. Veámoslo en detalle.

  1. Los números no dan. Pongamos el caso de un pulpero con dos trabajadores de un millón de colones. Eso implicaría 2 millones mensuales en salarios, más 1 millón de colones en cargas sociales (así es, por ese concepto, cada trabajador le cuesta un 50% adicional al salario a cualquier empleador). Pero resulta que un pulpero suele tener ganancias brutas de 20% sobre sus ventas. Entonces, solo para pagar los 3 millones de planilla (salarios más cargas sociales), el pulpero debería vender 15 millones de colones al mes (500 mil colones diarios si nunca descansa). Y ojo que todavía no ha pagado el alquiler, ni la luz, ni el agua, ni comprado la mercadería, ni se ha ganado un cinco. ¿Cuántos pulperos conoce usted que venden 15 o 20 millones de colones al mes? Pues bien, algo similar le pasaría al mecánico que tenga un par de ayudantes y a muchos patronos pequeños si pagasen salarios de 1 millón al mes –y por eso no los pagan, porque la matemática no da.
  2. 7 de cada 10 patronos son microempresarios. Pero ¿qué pasa con el patrono grande? Lo primero es que son poquitos. Según datos de la Caja Costarricense de Seguro Social solo 2% de los patronos califican como grandes (más de 100 empleados). La realidad que ningún sindicalista dice es que casi 7 de cada 10 (68%) de los patronos tienen 5 empleados o menos, es decir son microempresarios. Y otro 26% de los patronos tienen entre 6 y 29 empleados (pequeña empresa). Así que más de 9 de cada 10 patronos de este país (94%) son las micro y pequeñas empresas que los sindicalistas y compañía dicen defender, pero a quienes ahora acusan de tagarotes que no pagan “salarios decentes”. Y, por cierto, ¿qué hogar podría pagarle 1 millón de colones, más cargas sociales, a una empleada doméstica, que equivalen a 50 mil colones por día incluyendo las cargas sociales? Y por no poder pagar esa suma, ¿serían explotadores los hogares que tengan empleada, aunque sea ocasional?
  3. Tras de que deben… Los abusos con salarios en entidades autónomas son evidentes. Todos sabemos en nuestro fuero interno que trabajos poco calificados no pueden implicar salarios millonarios, y que aún los calificados deben tener un límite razonable. Querer culpar a los patronos privados por esos problemas, es una desfachatez. Quienes los han causado son los sindicatos, implacables perseguidores de gollerías, los jerarcas públicos irresponsables y los defensores de una mentalidad según la cual la plata pública sale del tubo.
  4. Si los números no dan, no dan. Pero la plata pública no es inacabable. En realidad hace tiempo se acabó: al Gobierno no le alcanzan sus ingresos para pagar las cuentas (eso que llaman “déficit fiscal” y que en realidad significa “vivir de prestado”). No es casual que uno de los principales disparadores del gasto público es el de salarios y aspectos relacionados. El sector público no paga salariazos porque produzca mucho (si fuese así, no sería problema), sino porque a diferencia del pulpero, del mecánico, del pequeño agricultor, los jerarcas no tienen que correr todos los meses para ver cómo pagan la planilla de su bolsa y mantienen vivo el negocio.

Es hora de afrontar con seriedad los salarios públicos excesivos.

 

Última modificación en

Convencido del poder de las ideas y de las políticas públicas. Ecléctico, con la racionalidad como cincel y la libertad como bandera. Tilaranense de cepa, el trabajo le lleva a muchas partes. Promueve soluciones prácticas y dice las cosas como son. Trabajólico, siempre halla tiempo para una buena conversación, un libro o unas copas. ¡Salud!

Comentarios

  • Invitado
    Dolores Alpízar Viernes, 28 Agosto 2015

    ke hinteresante

  • Invitado
    Elsie Fisher Martes, 28 Julio 2015

    Voluntad para corregirlo, esta etapa debería iniciar con premura.
    Pero sin embargo preocupa como esta disparidad salarial , entre públicos y privados, introduce distorsiones a el mercado de trabajo profesional, induciendo a los universitarios y recién graduados a colocar en primer lugar de preferencia laboral a el Estado. Cómo No aspirar a esos sueldos?
    Pero si se quiere un Estado más grande... Cómo se va a financiar? Los números tienen que dar para alcanzar unas finanzas sanas.
    Se puede ver el resultado de un estudio aplicado por primera vez en Costa Rica por la firma Universum,
    cuya encuesta fue contestada por más de 7.000 estudiantes de 47 universidades del país, y publicada
    por El Financiero el 06 de julio 2015 "RANKING DE LAS EMPRESAS EN LAS QUE QUIEREN TRABAJAR LOS JÓVENES".

  • Agustín Castro
    Agustín Castro Martes, 28 Julio 2015

    Gracias Elsie, por el comentario y por la información adicional. Voluntad para corregir es lo que no hay en abundancia: ya vimos que el Ministro de Hacienda se está quitando el tiro en la material. Es la tendencia infantil a taparse los ojos para no ver lo que asusta, como si lo hiciera desaparecer, a la que tan adeptos son algunos de los que llegan a cargos públicos claves. En esto no puede seguirse pateando la bola, pues las medidas de ordenamiento no surten efecto de inmediato (por la necesidad de respetar derechos adquiridos), pero resultan fundamentales para impulsar un equilibrio razonable en el mediano y largo plazos.

  • Invitado
    nicolas Lunes, 27 Julio 2015

    Me imagino que usted nunca ha visto los casos en que a una persona la nombran y como es una plaza interina, a veces pasan meses sin que reciba el salario y cuando le pagan, entonces el total es muchas veces elevadísimo. Pero eso no significa que todos los meses va a ganar eso. La información que difundió Otto Guevara y ahora el Sr Feinzag, está tegiversada y usted se limita a reproducirla sin poner los datos que han proporcionado entes como la UCR. Por otro lado, no he podido leer nada en esta página en donde usted se queje de como las empresas privadas por lo general no le pagan las horas extras a sus empleados, por cierto que tengo una familiar que es secretaria desde hace más de 20 años y sus patronos, que han sido grandes empresas nacionales o transnacionales, en pocas ocasiones le pagaron por las jornadas extra que siempre ha tenido que cumplir, pero si ella reclama, entonces le dicen que si quiere busca otro trabajo. Y debe usted saber que, las denuncias que ponen los empleados por que no son asegurados ante la CCSS, ante el INS, por que no les pagan el salario mínimo, les atrasan el aguinaldo, son siempre contra empresas privadas, y cuando una de ellas quiebra, es muy frecuente que no les paguen las prestaciones, o cuando una de esas empresas de zona franca se va del pais, en muchas ocasiones se revela que nunca cotizaron ante la CCSS, pero si le rebajaron la cuota obrero- patronal a sus empleados y se fueron sin pagar prestaciones ni nada. Supongo que tampoco conoce la práctica de algunos empleadores que aunque pagan la cuota a la CCSS, aseguran a sus empleados por un salario menor que el verdadero, ¿usted cree que eso es legal o justo acaso?, ¿y la pensión de esa gente que solo va a recibir un 60% de lo que gana?. Son siempre los patronos privados los que contratan mujeres para pagarles menos que a los hombres y si usted tiene más de 40, entonces mejor olvídese de solicitar trabajo en el sector privado, porque no se lo dicen, pero su solicitud va a ser rechazada, a diferencia del sector público. Si usted quiere que haya justicia, entonces que sea parejo para todos, que la empresa privada cotize como debe y no como quiere, que los microempresarios que la andan "pulseando" según Otto Guevara, porteadores entre otros, salgan de la informalidad y paguen lo que la ley dice. La seguridad jurídica debe ser para todos y no solo para los más fuertes Señor Castro.

  • Agustín Castro
    Agustín Castro Martes, 28 Julio 2015

    Don Nicolás, a diferencia de muchos, conozco bien lo que es trabajar para la Administración Pública, en muy diferentes ámbitos y niveles, así como trabajar para el sector privado y desarrollar mis propias actividades empresariales, incluyendo un pequeño detalle que muchos no conocen: pagar una planilla regularmente. Frente a los casos de ilegalidad, están los mecanismos que la propia ley contempla y ojalá su tía recurra a ellos -así como cualquiera. Pero eso no exime de la acuciante necesidad de poner orden en las absurdidades que dan lugar a inaceptables e insostenibles abusos con salarios en el sector público.

  • Agustín Castro
    Agustín Castro Domingo, 26 Julio 2015

    En su artículo "El imposible país de los pluses salariales" publicado en La Nación del 26-jul-15, el economista Eliécer Feinzaig se refirió al ejemplo usado en este blog para ilustrar los límites que tienen los empleadores privados en los salarios que puedan pagar. Aquí comparto el vínculo a dicho artículo, que es lectura muy valiosa: http://www.nacion.com/opinion/foros/imposible-pais-pluses-salariales_0_1502049822.html

  • Invitado
    jose M Jueves, 23 Julio 2015

    Bueno yo pienso, que aquí al que hay que atacar primero y los salarios es a los de los puestos altos primero, que se de el ejemplo con ellos, gerentes, jueces, doctores, pensiones de millonarias exageraciones, inicien con esto y se da el ejemplo de un cambio real primero. Y también hay que ver que en lo privado tampoco se tiene justicias hacia los trabajadores que muchas veces son explotados con horas y sobre tareas y se gana poco y si se exige lo justo lo despiden y no existe un ministerio de trabajo que funcione es un chiste el que existe!

  • Agustín Castro
    Agustín Castro Domingo, 26 Julio 2015

    Conviene dar ejemplo limitando los salaries excesivos y las pensiones millonarias con cargo al erario público que no se basan en los aportes de los beneficiarios (es decir, sin relación con elementos actuariales), en efecto. Y de seguro existen casos de abusos en remuneraciones en el sector privado. Pero ni lo primero ni lo segundo eximen de la acuciante necesidad de poner orden en las absurdidades que dan lugar a inaceptables e insostenibles abusos con salarios en el sector público.

  • Invitado
    Eduardo Castro Sittenfeld Martes, 21 Julio 2015

    No hay mucho que comentar , lo dijiste todo , con dos palabras y la diferencia entre ganarlo y recivirlo

  • Invitado
    Gerardo López Martes, 21 Julio 2015

    Esta es una de las dimensiones del problema, pero acá le dejo la otra: en la empresa privada, por lo general, el salario es función de los resultados, del desempeño, del trabajo. En la pública es función de la antigüedad. ¿porqué no se mide la calidad de los servicios para dar aumentos, en lugar de los años laborados? ¿recibirían un aumento si así fuera? Imagínese que los aumentos fueran inversamente proporcionales al tiempo de espera en la CCSS: a mayor tiempo de espera, menor aumento. Creo que en dos años se acabarían las filas!

  • Agustín Castro
    Agustín Castro Martes, 21 Julio 2015

    Muy interesante su planteamiento, don Gerardo, porque precisamente el reto es acabar con automatismos que no tienen relación ni con la realidad macroeconómica, ni con el mercado laboral, ni con la productividad (o sea que están desconectados de toda realidad razonable) y poner en su lugar sistemas que garanticen una remuneración apropiada, competitiva y que estimule servicios públicos de calidad, eficientes y efectivos.

  • Invitado
    Campos Lunes, 20 Julio 2015

    Si los salarios fuesen más altos, el pulpero vende más

  • Invitado
    Maribel Molina Lunes, 20 Julio 2015

    Excelente análisis de la situación actual del país y sobre todo del enfoque hacia los pequeños y micro empresarios q duras penas logramos sobrevivir pagando la carga tributaria fodedaf y ccss. Y Kmo si fuera poco pagando garantías de cumplimiento irreales y pólizas extremistas como es el caso de la actual contratación bcac. Son todas estas causas las q provocan el desempleo en el sector privado. Es muy clara ja definición q decía mi abuelo diferencia entre empleado y empleador. Empleado el q esta esperando q llegue la quincena para cobrar haya o no hecho bien su trabajo. Empleador el q no esta deseando q llegue la quincena porque gracias al buen al buen rendimiento no alcanza para cubrir todos los gastos

    Responder Cancelar
  • Invitado
    M Alexánder Montero C Lunes, 20 Julio 2015

    Excelente análisis, simple y claro, ahora sé quien es el burro y quien es tigre, habra tiempo para salvarlo, saludos

  • Agustín Castro
    Agustín Castro Martes, 21 Julio 2015

    Alexander, el primer paso para corregir un problema, es tomar verdadera conciencia de él (esa primera etapa parece que va dándose), y el segundo es desarrollar la voluntad real de corregirlo -esa parte es la que vamos a ver si se da. Pero eso depende de nosotros.

Deja tu comentario

Invitado
Invitado Martes, 25 Septiembre 2018